gramo.es.

gramo.es.

Meriendas saludables para los más pequeños de la casa

Como nutricionista deportivo, es común que me pregunten sobre qué tipo de meriendas son las mejores para los niños. La verdad es que no hay una respuesta única, ya que las necesidades nutricionales de cada niño son diferentes. Sin embargo, hay algunos consejos generales que pueden ayudar a los padres a elegir meriendas saludables para sus hijos.

Qué debe incluir una merienda saludable

Una merienda saludable no solo debe ser sabrosa, sino que también debe incluir nutrientes importantes para el crecimiento y desarrollo de los niños. Las meriendas deben incluir:

  • Proteína: La proteína es importante para el crecimiento y la reparación de los tejidos. Además, ayuda a mantener la sensación de saciedad por más tiempo. Las opciones de proteínas saludables para los niños incluyen yogurt griego, queso bajo en grasas, huevos, tofu y mantequilla de maní natural.
  • Carbohidratos complejos: Los carbohidratos complejos proporcionan energía a largo plazo y son una buena fuente de fibra. Las opciones saludables incluyen frutas, verduras, cereales integrales y panes integrales.
  • Grasas saludables: Las grasas saludables también son importantes para el crecimiento y el desarrollo de los niños. Las opciones de grasas saludables incluyen nueces, semillas, aguacate y aceite de oliva.

Es importante recordar que las meriendas deben ser una parte equilibrada de la dieta de los niños y no deben sustituir comidas principales.

Meriendas saludables para los más pequeños de la casa

Ahora que sabemos lo que debe estar incluido en una merienda saludable, podemos hablar sobre algunas opciones específicas:

1. Rodajas de manzana con mantequilla de maní

Corta una manzana en rodajas y úntala con mantequilla de maní natural. Esto es una buena fuente de proteína, carbohidratos complejos y grasas saludables. Además, la manzana proporciona fibra y nutrientes importantes.

2. Palitos de zanahoria y hummus

Las zanahorias son una buena fuente de vitamina A y fibra, mientras que el hummus ofrece proteínas y grasas saludables. Esta es una merienda fácil y deliciosa que proporciona una combinación equilibrada de nutrientes.

3. Tortitas de huevo

Bate uno o dos huevos y cocina en una sartén. Puedes añadir algunas verduras como espinacas, cebolla y pimientos para hacer la comida más saludable y sabrosa. Esto es una buena fuente de proteína y grasas saludables y es una alternativa saludable a los alimentos fritos y procesados.

4. Batidos de frutas y verduras

Combina algunas verduras como espinacas, col rizada o remolacha con frutas como plátanos, fresas o mango en un batido. Puedes añadir algo de leche o yogurt para obtener más proteína. Los batidos son una buena opción para los niños que no les gustan las verduras ya que son fáciles de hacer y sabrosos.

5. Rollitos de jamón y queso

Deja que los niños seleccionen su jamón y queso favorito y enrollelos. Esta merienda proporciona una buena fuente de proteína y grasas saludables. Asegúrate de elegir jamón y queso con bajo contenido de sodio y grasa para una opción más saludable.

Conclusión

Las meriendas son una parte importante de la dieta de los niños y pueden ser una oportunidad para proporcionar nutrientes importantes. Las opciones saludables incluyen proteína, carbohidratos complejos y grasas saludables. Algunas opciones específicas incluyen manzanas con mantequilla de maní, palitos de zanahoria con hummus, tortitas de huevo, batidos de frutas y verduras y rollitos de jamón y queso. Recuerda que las meriendas deben ser una parte equilibrada de la dieta de los niños y no deben sustituir comidas principales.